La ORA convence a los avilesinos un año después

  • 0

La ORA convence a los avilesinos un año después

«No sé qué dirán los que vivan aquí, pero para los que tenemos que venir de fuera a Avilés ha sido muy beneficioso. Ahora llegas y aparcas». Elías Suárez Fernández, vecino de Viodo, expresaba así su satisfacción con la puesta en marcha de la zona azul en el casco urbano de la ciudad, un sistema que cumple su primer aniversario.

Y lo cierto es que Elías Suárez no se quedaba sólo en sus conclusiones acerca de lo que ha sido el primer año de actividad de la Ordenación y Regulación de Aparcamientos (ORA). Entidades como la Cámara de Comercio y la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca (UCAYC), coincidían con conductores en destacar lo acertado de una medida que ha hecho posible «que incluso en hora punta, casi siempre encuentres sitio donde aparcar», apuntó Víctor Manuel Álvarez tras estacionar su automóvil.

En medio de todos esos balances positivos, el equipo de gobierno se resiste a sacar pecho. El concejal responsable de Servicios Urbanos, Luis Ramón Fernández Huerga, prefería esperar a recopilar todos los datos posibles acerca del funcionamiento del sistema en este primer año antes de hacer una valoración oficial.

«Para la Cámara de Comercio el balance es positivo», indicó, por su parte, el presidente de la Comisión de Comercio Interior de la entidad, Daniel Pantiga. A su entender, «la mayor parte de la gente que nos ha hecho llegar su opinión acerca de la zona azul está bastante contenta. Hay más espacios para aparcar, y hay mayor rotación de las plazas», indica en una línea que es compartida por todos los conductores consultados.

Promociones comerciales
Pantiga recordaba cómo hasta hace un año «en Avilés no aparcaba nadie». Desde la regulación del estacionamiento en superficie, en cambio, se ha mejorado notablemente la facilidad de acceso al centro de la ciudad, algo que ha beneficiado, «no sólo al comercio, sino también al resto de empresas y negocios que se encuentran en el centro».

A ello ha contribuido, según entiende el responsable de la Comisión de Comercio de la Cámara, el desarrollo paralelo de campañas como la emprendida por la UCAYC, con la distribución de monedas específicas que dan derecho a una hora de estacionamiento para los clientes de los comercios asociados a la promoción. Por tal motivo, Pantiga aboga por la continuidad de las ayudas, en forma de subvenciones, que han favorecido el desarrollo de esas iniciativas de promoción por parte de la Unión de Comerciantes, UCAYC.

Desde esa organización comercial, su presidente, Daniel Quirós, también expresaba su satisfacción por cómo ha funcionado un sistema del que la entidad que preside ha sido una entusiasta defensora desde el primer momento. «Es una medida que siempre defendimos, y en nuestra opinión ha sido muy positiva su puesta en marcha», afirmó Daniel Quirós.

Para el presidente de la Unión de Comerciantes, «la zona azul en este año ha sido beneficiosa para el día a día de la ciudad, especialmente del comercio», indicó. Según señala Quirós, la zona azul ha permitido en su primer año de vigencia que se «generen espacios para aparcar y que mejore la movilidad muchísimo en la ciudad».

Con respecto a la campaña de las monedas especiales para parquímetros aludida por Pantiga, Quirós destacó su paulatina consolidación. «Poco a poco más comerciantes están pidiéndolas y va calando entre los clientes el conocimiento de su existencia». De hecho, «ya hay cerca de diez mil de estas monedas en circulación».

Una de ellas le fue entregada en una pescadería a un hostelero de la zona centro, Vjekoslav Perinic. Para el responsable de la cafetería Chiquito Virago, la zona azul ha sido un acierto. «Al principio era reacio. No confiaba mucho en que fuera a funcionar, pero la verdad es que ahora la gente viene de fuera y tiene donde aparcar. El único problema que le veo es el de la gente que viene a trabajar y no le queda más remedio que pagar un aparcamiento o buscarse una alternativa, pero la verdad es que, al final, el comercio ha salido ganando», comentó.

Desconfianza inicial
La desconfianza inicial a la puesta en marcha del sistema también fue aludida por otra de las conductoras consultadas. La castrillonense Isi Álvarez Gutiérrez recordaba cómo al poco tiempo de entrar en vigor la ORA «dejé el coche donde siempre y no me acordé hasta media hora después de que había que poner el tique». Cuando llegó, ya tenía en el parabrisas la multa de 90 euros.

Sin embargo, estima que con el tiempo la zona azul ha supuesto una mejora. «Antes tenías que buscar dónde dejar el coche por Las Meanas o El Quirinal. Ahora aparcamos a la primera», dice.

Para el gozoniego Elías Suárez, además, la zona azul tampoco ha supuesto una merma económica de importancia. «Antes me podía gastar un litro de gasóleo dando vueltas», cuenta. Además, entiende que «muchas veces preferimos gastarnos un euro en cosas que nos reportan menos beneficios». En ese sentido, Víctor Manuel Álvarez lo tiene claro. «Al final, siempre es más barato que un aparcamiento subterráneo».

Via|UCAYC


About Author

admin

Página web directorio y foro de la ciudad de Avilés y su Comarca.

Hacer un comentario

Dale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook y síguenos